Uno de los loros más raros del mundo, el loro coroniazul, ocupa nido artificial

Este registro es muy importante ya que el loro coroniazul es una especie endémica, se encuentra en Peligro Crítico de extinción y se estima que cuenta con una población con algo más de 300 individuos restringidos a 30 Km2 en las Reservas de ProAves El Mirador, Loro Coroniazul, Giles Fuertesi y Loros Andinos.

En el mes de junio de 2014 se reportó la ocupación de un nido artificial por una pareja del loro coroniazul (Hapalopsittaca fuertesi), en uno de los nidos ubicados dentro de un pequeño parche de bosque en la Reserva Natural de las Aves El Mirador.
Este registro se convierte en una alentadora esperanza para la especie ya que el loro coroniazul es una de las especies de loro más amenazadas de extinción en Colombia, es endémica y actualmente está catalogada como en Peligro Crítico de extinción (CR) de acuerdo a la Union Internacional para Conservación de la Naturaleza, debido al deterioro de su hábitat natural y a la consecuente alarmante reducción de su área de distribución.
De acuerdo a los estudios adelentados por la fundación ProAves se pudo determinar que el único hábitat viable del loro coroniazul se reduce a tan solo 30 kilómetros cuadrados, en un rango de entre 2600 y 3500 m.s.n.m., en ambos flancos de la Cordillera Central, hasta ahora solo se conocen tres poblaciones reproductivas con una población global de aproximadamente 300 individuos.
Es una especie gregaria que vuela en grupos pequeños, sin embargo, al inicio de la temporada de reproducción en el mes de febrero, forman parejas, las cuales, permanecen juntas hasta la eclosión y post-eclosión de los polluelos hacia los meses de junio-julio y enero-febrero, para luego conformar nuevamente los grandes grupos. Se alimentan de gran variedad de semillas, frutos y botones florales principalmente de árboles como el cardo, el olivo y el pino romerón.
Actualmente en la reserva avanza el proyecto de  nidos artificiales, con cerca de 20 nidos instalados en las áreas potenciales para su reproducción, teniendo en cuenta que son áreas que aportan la mayor disponibilidad de alimento y cavidades, ya que los loros anidan naturalmente en cavidades huecas de árboles viejos como el encenillo y el roble, siendo estos el principal recurso dendroenergético de la región.
Luego de creerse extinta por más de 90 años, fue redescubierta en el año 2002 por actual Director Ejecutivo de la Fundación ProAves, Alonso Quevedo, quien, gracias a la Fundación Loro Parque y American Bird Conservancy, encontró una bandada de 14 loros coroniazules confirmando la sobrevivencia de una especie que había sido vista por última vez en 1911.
Fuente: http://www.proaves.org
Fotos: Google
Video: YouTube









Comentarios

Entradas populares de este blog

ESPECIES DE BÚHOS Y LECHUZAS

FILTROS PARA LA POTABILIZACION DE AGUA DE USO DOMESTICO Y HUMANO

RIOS QUE CRUZAN LAS PRINCIPALES CIUDADES DE COLOMBIA (RIO BOGOTÁ)